Robert Rodríguez nació en San Antonio el 20 de junio de 1968. Desde que era un pequeño se interesó por el cine y realizó cortometrajes protagonizados por algunos de sus nueve hermanos. Ingreso al programa de cine de la Universidad de Texas en Austin. A sus 23 años de edad, el director se dio a la tarea de maximizar el reducido presupuesto de $7,000 dólares para su primer largomatraje, el Mariachi, un clásico de culto dentro del género del cine de explotación.

Robert mantiene su espíritu independiente dentro de sus creaciones en Hollywood, cuenta con un reconocido estudio fílmico, el Troublemakers estudios, y rige su propia cadena de televisión (El Rey), creó una franquicia original para niños Mini Espías y es conocido camarada y colaborador de Quentin Tarantino. Rodríguez también aporto para la realización de la ciudad del pecado de Frank Miller. El director insistió en mantener una estética cercana al cine negro y el tono caótico de la obra original.  Trabajo que lo destaco como uno de los directores más respetados y versátiles de la industria.

Johnny Depp aceptó ser Jack Sparrow gracias a Robert Rodríguez

Las escenas de Erase una vez en México donde participa Johnny Depp, fueron filmadas en 9 días, pero el actor disfrutó tanto su participación en el set que se quedó y filmó una escena que no se tenía contemplada. Posteriormente Robert Rodríguez reveló en una entrevista para IGN, que la película tuvo tanto impacto en Depp que terminó convencido de firmar con Disney e interpretar al infame pirata Jack Sparrow. Erase una vez en México fue la primera película de acción de Depp y se estrenó el mismo año que Piratas del Caribe: La Maldición del Perla Negra.

Parte del presupuesto de su primera película vino de pruebas de laboratorio

El director no recibió ayuda monetaria de ningún estudio para su filme debut, por lo tanto debió ingeniárselas con lo que tenía a su alcance. Quizá el método más extraño para financiar su película fue someterse a sí mismo a un mes de pruebas de laboratorio para recibir $3,000 dólares en efectivo. Gracias a esto logró recaudar casi la mitad del dinero que necesitaba para producir El Mariachi.

Los secuaces de los Mini espías están basados en sus dibujos de la infancia

Los inquietantes dedos mutantes de Mini Espías están inspirados en los dibujos del propio Rodríguez cuando tenía 11 años. También reveló durante una entrevista que muchos de los accesorios e instrumentos de la película surgieron de algunos sueños de la infancia. Ciertas ideas para esta franquicia fueron contribuciones de sus hijos, incluso algunos de los nombres de los personajes los tomó de su propia familia.

Tiene una banda de rock llamada Chingón

Rodríguez formó Chingón, una banda que mezcla los sonidos del mariachi y el rock texano para el soundtrack de Érase una Vez en México. El grupo contribuyó también en la banda sonora de Kill Bill: La Venganza, Volúmen 2 de Quentin Tarantino a cambio de un dólar.

El Mariachi no iba a ser una trilogía

La idea de convertir su primer cinta en trilogía fue ocurrencia de Quentin Tarantino. Rodríguez tenía contemplado rehacer El Mariachi con mayor presupuesto y con un elenco más reconocido en Hollywood. Finalmente Tarantino lo convenció argumentando que era su tributo a Sergio Leone, el reconocido director italiano, precursor del spaghetti western, detrás de filmes como El Bueno, El Malo y El Feo.

 

Noticias relacionadas

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *